Disfruta del espíritu de los andes

Inspírate, combina exquisitas formas de disfrutar el vodka de los Andes. 14 Inkas marca la diferencia: al ser el resultado de la destilación de papas nativas ecológicas de los Andes, proyecta notas dulces, es suave en boca y posee una viscosidad que invita incluso a beberlo solo, o con unos cuantos hielos.

6,000 años de historia en una botella

Los antiguos peruanos supieron cómo vencer las adversidades del clima y la altura: a más de 3,000 m.s.n.m. aprendieron a domesticar las papas nativas. Gracias a esta sabiduría heredada y a la receta del vodka original, se transformó este milenario insumo en el primer vodka de los Andes, trabajado en pequeños lotes a mano para asegurar su calidad y sabor excepcional.